ICONO Automotriz

Nuestra pasión por los autos, sus accesorios y sus pilotos

El sector automotriz desaprovecha el creciente mercado de autopartes

La crisis está haciendo que los consumidores alarguen la vida de sus vehículos, y pocos proveedores los atiendan eficientemente

Hay ausencia de Agilidad por parte de Fábricas Mexicanas de autopartes

Hay ausencia de Agilidad por parte de Fábricas Mexicanas de autopartes

CIUDAD DE MEXICO.- Las empresas automotrices han estado bajo una gran presión durante toda la crisis económica para encontrar formas de incrementar sus ingresos y reducir el impacto de la desaceleración global, asegura la agencia consultora Deloitte.

Las cifras de agosto pasado muestran que la comercialización de vehículos en México tuvo una caída de 31.6% con respecto al mismo mes del año anterior. En lo que va de 2009 el desplome acumulado es de más de 31%. “Estos resultados dejan clara la necesidad de generar alternativas de crecimiento que permitan contrarrestar los efectos de la crisis actual”, sugiere la consultora en un comunicado.

El estudio de Deloitte Damas y caballeros, enciendan sus motores de servicio: Compitiendo por la excelencia en el servicio de la industria automotriz, muestra que tanto el servicio como las autopartes son operaciones más resistentes en un clima de incertidumbre económica, ya que dan ganancias que alcanzan, en promedio, a más de 50% de lo que generan otras áreas del negocio automotriz.

“En estos tiempos difíciles, cada vez más los consumidores se la piensan dos veces antes de comprarse un auto nuevo. En cambio, estos mismos consumidores están extendiendo la vida de su vehículo actual a través del servicio y el mantenimiento regular del mismo”, dijo Gabriel Renero, socio líder de la industria de Manufactura en Deloitte México. “Esto representa una verdadera oportunidad para el sector de manufactura de refacciones originales, así como para las compañías productoras y los distribuidores automotrices, de tal forma que utilicen la coyuntura actual para moderar la volatilidad en la venta de nuevos vehículos e impulsar los ingresos en sus negocios”.

Las automotrices desaprovechan la oportunidad

Deloitte estima que las operaciones de servicio y autopartes contribuyen, en promedio, con 36% de los ingresos de las empresas manufactureras automotrices que participaron en el estudio global.
Aún así, la mayoría de las empresas tiene mucho por hacer antes de cosechar el inmenso potencial que ofrecen las ventas por servicio y autopartes en clientes actuales (“cautivos”) y potenciales.

“Además de la gran oportunidad y el impacto positivo en ventas y utilidades, las empresas que pongan énfasis en trabajar para mejorar sus operaciones de servicio y autopartes podrán además obtener una reducción significativa de sus costos actuales y mejorar la lealtad entre sus clientes”, explicó Renero.

Fueron pocas las empresas automotrices participantes en el estudio que indicaron que tenían una amplia visión de la rentabilidad del servicio (22%), de la rentabilidad del negocio de autopartes (38%), de la rentabilidad de sus canales de ventas (16%) y de las métricas de crecimiento de participación de mercado (9%).

Un número grande de empresas consideran tener un bajo nivel en la exactitud de sus pronósticos de demanda de autopartes, lo que sugiere problemas importantes para administrar efectivamente la demanda y sus inventarios. A manera de ejemplo, para la cuarta parte de las empresas incluidas en el estudio la exactitud media de sus pronósticos de demanda de autopartes fue menor a 30 por ciento.

Contar con los recursos humanos adecuados es un reto adicional para los distribuidores automotrices, ya que varios de ellos invierten hasta 10 veces más en su personal de ventas que en su personal de servicio.

Piezas perdidas y servicio lento

Otro hallazgo del estudio es que los fabricantes de equipo original no están entregando sus autopartes en tiempo, factor clave para el éxito del negocio de servicio. Sólo una cuarta parte de las automotrices estudiadas entregan sus piezas en tiempo en 96% de los requerimientos.

“No es suficiente con solamente elevar el tema de las operaciones de servicio y autopartes en la agenda corporativa de las empresas automotrices”, agregó Renero. “Lo que hace la diferencia es cómo las empresas ejecutan su plan. Hay mucho en juego que puede impactar en la percepción de los consumidores si las operaciones de servicio y la disponibilidad de autopartes o refacciones no se manejan de acuerdo con las expectativas que tienen sus clientes”.

De todas formas, hay razones para ser optimistas. “Las empresas automotrices se están dando cuenta lentamente que requieren centrarse en el negocio del servicio si quieren sobrevivir, particularmente en estos tiempos difíciles. El manejo sin respuesta de las quejas de los clientes, el manejo ineficiente de las garantías, así como del servicio reactivo, irregular y caro, puede significar la lenta –y a veces no tanto– muerte de una marca, por lo que las empresas están reaccionando a esta amenaza”, concluyó Gabriel Renero.

Se reactiva la exportación de camiones

Al concluir el octavo mes del año, la industria fabricante de autobuses, camiones y tractocamiones de México reflejó una importante reactivación de su actividad exportadora, comportamiento que no se observa aún ni en la producción, ni en la venta de este tipo de unidades en el territorio nacional.

En agosto, la venta doméstica repitió un descenso importante en su volumen mensual al caer en 64.3% con respecto a igual periodo del año pasado, informó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

En lo que respecta al ensamble de vehículos industriales, agosto las cifras revelaron un descenso de 19.1%, reducción muy inferior a las caídas porcentuales que se reportaron hasta el mes de junio, lo que habla de un mejor comportamiento en materia productiva.

El reporte de la ANPACT calificó al rubro de exportación como “la gran sorpresa” en la actividad de la industria fabricante de unidades de autotransporte, ya que en agosto el envío a mercados externos fue de cuatro mil 297 unidades; un crecimiento de 62.6% al equipararlo con el volumen de agosto de 2008. “Sin duda, un importante impulso”, estableció el informe mensual.

Lo anterior significó que, por primera vez en lo que va del año, se superaran las cuatro mil unidades exportadas y por segunda ocasión consecutiva se alcanzara el mejor volumen mensual con relación a 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 22, 2009 por en Edioriales Automotrices, Editoriales Automotrices, Mercado de Refacciones en México y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: