ICONO Automotriz

Nuestra pasión por los autos, sus accesorios y sus pilotos

El Salón del Automóvil de Detroit, entre la crisis y la ecología

El Salón del Automóvil de Detroit, entre la crisis y la ecología

BMW

BMW

El salón del automóvil de Detroit, el principal de Estados Unidos, abrió en momentos en que la industria ve caer sus ventas, las marcas clásicas como General Motors y Chrysler tratan de evitar desaparecer y los vehículos verdes aparecen con una luz de esperanza.

En la apertura del salón, el presidente de Chrysler, Bob Nardelli, reconoció que superar el año 2009 será “un verdadero desafío” para el grupo.

El grupo prevé para este año ventas para el conjunto del sector de entre 10,5 y 11,1 millones de vehículos este año, contra 13,5 millones en 2008, cuando la caída ya había sido de 18%.

Nardelli hizo hincapié en la viabilidad de Chrysler a pesar de la crisis y en su capacidad para reembolsar el préstamo de 4.000 millones de dólares que le concedió el gobierno estadounidense para salvarlo de la quiebra.

Chrysler, el menor de los fabricantes del país, fue el más afectado por la crisis cuando sus ventas en 2008 cayeron 30% respecto al año anterior.
El otro gran perjudicado en el sector es General Motors, que “acelerará considerablemente su plan de reestructuración”, según prometió su presidente, Rick Wagoner.

“Es un gran trabajo el que comienza aquí esta mañana”, dijo al garantizar su compromiso en “el desarrollo de energías alternativas” y de eficacia energética.
El gobierno estadounidense desbloqueó in extremis un paquete de ayuda de 13.400 millones de dólares en diciembre para General Motors y Chrysler, pero puso a cambio draconianas condiciones de reestructuración.

“El año 2009 constituye un gran desafío”, confirmó Ian Robertson, miembro del consejo directivo del grupo alemán BMW. El primer semestre de 2009 debería ser difícil, pero existe el “potencial para una mejora” posterior, señaló.
En este marco, BMW reafirmó que respetará sus compromisos en Estados Unidos, “el mayor mercado del mundo”.

“Nos preparamos para un año muy difícil”, dijo también el jefe de Daimler, Dieter Zetsche, quien juzgó que su grupo es suficientemente “fuerte como para atravesar una crisis de este tamaño”, pero como otros, Zetsche se propone “no producir más de lo que se podrá vender”.

Trabajadores del sector automotor debían manifestar el domingo ante el centro de exposiciones que alberga el salón en Detroit (Michigan, norte), en señal de la gran preocupación que ensombrece la exhibición.

Desde el otoño boreal, los fabricantes redujeron fuertemente su producción para limitar las existencias ante la fuerte caída de la demanda, multiplicando medidas de desempleo parcial, reducciones de empleos y postergaciones de proyectos.

En este contexto, los constructores continúan apostando a la revolución verde para salir de la crisis.

Es así como los vehículos eléctricos e híbridos están a la orden del día en Detroit, como nunca antes en ediciones anteriores.

Los japoneses Toyota y Honda rivalizan en los híbridos: el primero develó la nueva versión de su emblemático Prius, mientras el segundo propuso un nuevo modelo de su sedán Insight. Daimler por su lado presentó un prototipo de automóvil eléctrico bautizado Blue Zero.

Unos 58 modelos -incluyendo 44 estrenos mundiales- serán presentados en los próximos días ante cerca de 7.000 periodistas de 60 países.

Lincoln

Lincoln

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 17, 2009 por en Nuevas Tecnologías, Tendencias de Venta y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: