ICONO Automotriz

Nuestra pasión por los autos, sus accesorios y sus pilotos

Renault y Nissan apuestan a los autos eléctricos

Por Sebastian Moffett WSJ

PARÍS—Diez años después de resucitar a la francesa Renault SA y a la japonesa Nissan Motor Co., Carlos Ghosn, uno de los ejecutivos más reconocidos de la industria automotriz, apuesta el futuro de ambas automotrices al despegue de los autos eléctricos.

Renault presentará esta semana, durante el Salón del Automóvil de

Francfort, cuatro vehículos eléctricos que, según Ghosn, tienen el potencial de llegar a un mercado masivo. El presidente ejecutivo de ambas compañías promete que los modelos, que funcionan con baterías recargables, costarán lo mismo que comprar y mantener un auto con motor de gasolina. Los Nissan eléctricos serán lanzados en Estados Unidos en octubre de 2010, mientras que los Renault eléctricos debutarán en Europa en 2011.

“Estamos haciendo una apuesta industrial de marca mayor”, dice el ejecutivo de 55 años, oriundo de Brasil.

Carlos Ghosn Presidente Ejecutivo de Reault&Nissan

Carlos Ghosn Presidente Ejecutivo de Reault&Nissan

El presidente ejecutivo de Nissan y Renault, Carlos Ghosn, cree que para 2020 las ventas de autos eléctricos podrían representar 10% de las ventas globales

Se trata de una apuesta riesgosa y muchos ejecutivos del sector creen que Ghosn se equivocó de camino. Aunque Mitsubishi Motors Corp. también ha anunciado un auto eléctrico para el mercado estadounidense, Toyota Motor Corp. y Honda Motor Co. sostienen que las baterías aún son muy caras y su recarga demora demasiado.

En su lugar, han optado por versiones cada vez más eléctricas de vehículos híbridos que funcionan con gasolina y baterías eléctricas. Toyota, por ejemplo, planea vender un modelo híbrido que se puede enchufar y recargar. “Los vehículos híbridos que también funcionan con gasolina son los que se van a estar conduciendo a corto plazo”, señala Todd Mittleman, portavoz medioambiental de la filial de Honda en EE.UU.

Ghosn, sin embargo, ha sacado la billetera para apuntalar su plan.

Renault y Nissan, que desde 1999 tienen un acuerdo para compartir tecnología, han gastado en conjunto 4.000 millones de euros (unos US$5.800 millones), para desarrollar autos y baterías eléctricas.

Las empresas registraron ingresos combinados del orden de los 100.000 millones de euros el año pasado (alrededor de US$145.800 millones), y sus ventas combinadas de vehículos en el mundo sólo son superadas por Toyota y General Motors Co.

Renault aún no ha fijado los precios de sus autos eléctricos. Ghosn, en todo caso, insiste en que serán parecidos a los de los modelos equivalentes a gasolina y que el costo total de la electricidad y la batería será inferior que el de la gasolina.

Arrendar vs. comprar

La clave, indica Ghosn, está en hacer que los consumidores arrienden las baterías, en vez de comprarlas. Los nuevos autos eléctricos de Renault tendrán baterías desmontables, que en Europa podrían alquilarse por unos 100 euros mensuales. Una vez que se agota la electricidad en la batería, ésta puede ser recargada o cambiada por una que esté cargada.

Renault trabaja con varios gobiernos locales y nacionales, empresas eléctricas y otros para establecer un sistema que funcione. El proyecto también depende de subsidios estatales. EE.UU. le ha facilitado a Nissan US$1.600 millones para fabricar baterías en su planta de ensamblaje en Tennessee. A su vez, Israel decidió reducir el impuesto de 80% que aplica a las ventas de autos a 10% para los vehículos eléctricos.

Ghosn cree que los vehículos eléctricos tendrán un mercado mucho más grande que los híbridos y llegarán a representar un 10% del total de las ventas de autos nuevos para 2020. El ejecutivo fundamenta su proyección en parte en la expectativa de que el precio del petróleo, que actualmente ronda los US$72 el barril, regresará a sus niveles previos a la recesión de la economía mundial, cuando superó los US$150 el barril.

De todos modos, un reciente estudio de Boston Consulting Group mostró que la actual tecnología de baterías permite que “el costo total de poseer” un auto eléctrico sólo será equivalente al de tener un auto convencional si el crudo excede los US$300 el barril.

Además, ese no es el único obstáculo. La máxima distancia que puede recorrer un vehículo eléctrico experimental común y corriente sin recargar la batería es de 160 kilómetros. La recarga desde un enchufe normal demora varias horas y el precio actual de una batería ronda los 10.000 euros.

En 2007, Nissan formó una empresa conjunta con el conglomerado eléctrico japonés NEC Corp. La sociedad ya comenzó un plan piloto para producir baterías más livianas y potentes basadas en el litio, un metal seguro y relativamente abundante.

“En cada país, las personas tienen la determinación de transformar las cero emisiones en una realidad”, asegura Ghosn. “Nos sentimos satisfechos con este riesgo.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 15, 2009 por en Renault&Nissan, Tendencias de Venta y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: